Signos y síntomas

Hay que entender en primera instancia que los signos son diferentes de los síntomas de parálisis cerebral.

Los signos son los efectos clínicamente identificables de una lesión cerebral o malformación causada por la parálisis cerebral, mientras que los síntomas son los efectos que el niño siente o expresa, los síntomas no son necesariamente visibles los signos y síntomas varían de una persona a otra.

Muchos signos y síntomas no son fácilmente visibles al nacer, excepto en algunos casos graves, por lo general suelen aparecer dentro de los primeros tres a cinco años de vida a medida que se desarrolla el cerebro y el niño.

Si el parto fue traumático o si se encontraron factores de riesgo significativos durante el embarazo o en el nacimiento, los médicos pueden sospechar una parálisis cerebral inmediatamente.
Cuanto antes se haga un diagnóstico, más temprano se puede inscribir a un niño en programas de intervención temprana y tratamientos. Las intervenciones y terapias tempranas han demostrado que ayudan al niño a maximizar su potencial futuro.

Como este trastorno neurológico se diagnostica con mayor frecuencia en los primeros años de vida, cuando un niño es demasiado pequeño para comunicar sus síntomas, los signos son el método principal para reconocer la probabilidad de parálisis cerebral.

Signos

Los signos más comunes de parálisis cerebral son:

  • Problemas con el movimiento en un solo lado del cuerpo
  • Músculos rígidos
  • Reflejos exagerados o espasmódicos
  • Movimientos involuntarios o temblores
  • Falta de coordinación y equilibrio
  • Babeo excesivo
  • Problemas para tragar o chupar
  • Dificultad con el habla (disartria)
  • Convulsiones
  • Contracturas (acortamiento de los músculos)
  • Retraso en el desarrollo de habilidades motoras
  • Incontinencia y problemas gastrointestinales

Síntomas

Los síntomas más comunes de parálisis cerebral son:

En bebés:

  • Tono muscular bajo
  • Incapaz de sostener su propia cabeza mientras se acuesta boca abajo o en una posición apoyada
  • Espasmos musculares o sensación de rigidez
  • Control muscular, reflejos y postura disminuidos
  • Retraso en el desarrollo (no se puede sentar de forma independiente a los 6 meses)
  • Dificultades de alimentación
  • Prefiere usar un solo lado de su cuerpo

Niños pequeños:
Dependiendo del nivel de severidad de la parálisis cerebral, los niños pequeños y los niños pueden experimentar dificultades con el desarrollo físico, tales como:

  • no caminar por 12-18 meses
  • no habla oraciones simples por 24 meses

The new school of behavioral studies in education, housed at do my assignment the university of north dakota in grand forks, trained teachers in open-education methods while sending young faculty members out to take their places in schools